Noticias Diciembre 2019

null Pueblos indígenas de Valle del Cauca y Risaralda reclamaron los territorios que abandonaron como consecuencia de la violencia

Pueblos indígenas de Valle del Cauca y Risaralda reclamaron los territorios que abandonaron como consecuencia de la violencia

Tres comunidades fueron representadas ante los jueces por la Unidad de Restitución de Tierras (URT). El Director General de la Entidad, Andrés Castro, fue el encargado de presentar las demandas ante las autoridades.

 

Cali, 16 de diciembre de 2019 (@URestitucion). La jornada inició en el Palacio de Justicia de Cali. El Director Castro llegó acompañado de los representantes del Consejo Comunitario Cajambre y del Consejo Comunitario Mayor de la cuenca Media y Alta del Río Dagua, dos comunidades afro afectadas por los ataques de la guerrilla y los paramilitares en el Valle Del Cauca.

La comunidad Cajambre, integrada por 1.497 familias, reclamó a través de la demanda 75.710 hectáreas de tierra, ubicadas en la zona rural de Buenaventura. Las 383 familias de la comunidad del Río Dagua solicitaron la devolución de 9.423 hectáreas.

“El apoyo del Estado ha sido incondicional y agradecemos a la Unidad que nos ayude. Nosotros tenemos voluntad de vivir en el territorio porque es vida, para nosotros. Hemos podido sobrevivir a la violencia y ese el ejemplo que queremos dar a los demás. No nos movemos de nuestras tierras”, afirmó Gustavo Cuero, representante legal del Consejo Comunitario Cajambre.

Horas más tarde, el Director Castro viajó hasta Pereira acompañado de Adolfo Queragama, secretario de la Junta de Gobierno del Resguardo Indígena Embera Chamí - Katío de Gitó Docabú. Esta comunidad, compuesta por 1.601 personas, reclamó a través de otra demanda 3.044 hectáreas de tierra.

“Esta demanda, para nosotros, significa mucho. Esto permite que el pueblo indígena viva en tranquilidad en su territorio, realizando su trabajo, y mejorando su situación. Es un beneficio para todos y no tendremos que volver a las ciudades a mirar como subsistimos”, indicó Adolfo.

Estos grupos étnicos del Valle Del Cauca y Risaralda tuvieron que enfrentar, en años anteriores, hechos de violencia como intimidaciones; restricción a la movilidad; amenazas, asesinatos, cultivos ilícitos y reclutamiento forzado, entre otros. Con las demandas, además de la devolución de los territorios, se busca que estas comunidades sean reconocidas como víctimas de la violencia.

“Para la Unidad es satisfactorio acompañar a estas comunidades en su proceso de reclamación. Ellos han enfrentado hechos de violencia que han afectado considerablemente a su territorio y sus costumbres. No obstante, no han perdido la esperanza y siguen adelante. Estas comunidades son parte fundamental de la restitución y, por esos, continuamos apoyándolas en el mejoramiento de sus condiciones de vida”, aseguró el Director Castro.

Al finalizar el encuentro, los representantes agradecieron el apoyo de la URT y le pidieron al Doctor Castro que continúe trabajando por las comunidades étnicas del país y sus territorios ancestrales.

Fecha: lunes 16 de diciembre 2019

Fuente: Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas


Pueblos indígenas de Valle del Cauca y Risaralda reclamaron los territorios que abandonaron como consecuencia de la violencia

Tres comunidades fueron representadas ante los jueces por la Unidad de Restitución de Tierras (URT). El Director General de la Entidad, Andrés Castro, fue el encargado de presentar las demandas ante las autoridades.

 

Cali, 16 de diciembre de 2019 (@URestitucion). La jornada inició en el Palacio de Justicia de Cali. El Director Castro llegó acompañado de los representantes del Consejo Comunitario Cajambre y del Consejo Comunitario Mayor de la cuenca Media y Alta del Río Dagua, dos comunidades afro afectadas por los ataques de la guerrilla y los paramilitares en el Valle Del Cauca.

La comunidad Cajambre, integrada por 1.497 familias, reclamó a través de la demanda 75.710 hectáreas de tierra, ubicadas en la zona rural de Buenaventura. Las 383 familias de la comunidad del Río Dagua solicitaron la devolución de 9.423 hectáreas.

“El apoyo del Estado ha sido incondicional y agradecemos a la Unidad que nos ayude. Nosotros tenemos voluntad de vivir en el territorio porque es vida, para nosotros. Hemos podido sobrevivir a la violencia y ese el ejemplo que queremos dar a los demás. No nos movemos de nuestras tierras”, afirmó Gustavo Cuero, representante legal del Consejo Comunitario Cajambre.

Horas más tarde, el Director Castro viajó hasta Pereira acompañado de Adolfo Queragama, secretario de la Junta de Gobierno del Resguardo Indígena Embera Chamí - Katío de Gitó Docabú. Esta comunidad, compuesta por 1.601 personas, reclamó a través de otra demanda 3.044 hectáreas de tierra.

“Esta demanda, para nosotros, significa mucho. Esto permite que el pueblo indígena viva en tranquilidad en su territorio, realizando su trabajo, y mejorando su situación. Es un beneficio para todos y no tendremos que volver a las ciudades a mirar como subsistimos”, indicó Adolfo.

Estos grupos étnicos del Valle Del Cauca y Risaralda tuvieron que enfrentar, en años anteriores, hechos de violencia como intimidaciones; restricción a la movilidad; amenazas, asesinatos, cultivos ilícitos y reclutamiento forzado, entre otros. Con las demandas, además de la devolución de los territorios, se busca que estas comunidades sean reconocidas como víctimas de la violencia.

“Para la Unidad es satisfactorio acompañar a estas comunidades en su proceso de reclamación. Ellos han enfrentado hechos de violencia que han afectado considerablemente a su territorio y sus costumbres. No obstante, no han perdido la esperanza y siguen adelante. Estas comunidades son parte fundamental de la restitución y, por esos, continuamos apoyándolas en el mejoramiento de sus condiciones de vida”, aseguró el Director Castro.

Al finalizar el encuentro, los representantes agradecieron el apoyo de la URT y le pidieron al Doctor Castro que continúe trabajando por las comunidades étnicas del país y sus territorios ancestrales.

Fecha: lunes 16 de diciembre 2019

Fuente: Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas